Carpe

Carpinus betulus L. ; Familia Betulaceae

Hornbeam

Botánica

Introducción

El Carpinus betulus L.  fue nombrado por el botánico y naturalista sueco Carl Linneo. El término carpinus es el nombre tradicional del carpe en latín y betulus alude a su parecido al abedul.

Nombres vernáculos

Es conocido vulgarmente en español con numerosos nombres como Carpe, Carpino, Abedulillo, Hojarasca, Hojaranzo/Ojaranzo, Haya blanca, Olmedilla, Charmilla, etc.

En inglés se le conoce por European/Common hornbean.

 

Posición sistemática

Pertenece al género Carpinus, familia de las betuláceas, orden Fagales, dicotiledónea y fanerógama estudiada dentro del reino Plantae.

 

Descripción

Este árbol mide entre 12 y 25-30 metros de altura. Tiene una corteza grisácea que tiende a fracturarse con el tiempo. Posee hojas caducas, ovadas, de bordes desigualmente dentados o en algunas ocasiones doblemente dentados, con base redondeada  y ápice acuminado, pecioladas y dispuestas de forma alterna. Posee flores masculinas de color amarillento y pequeño tamaño en amentos que cuelgan entre 3 y 4 cm. Las flores femeninas, también en amentos, son de color verdoso a finales de año y de menor tamaño que las masculinas. Comienza a florecer a partir e los 20 años de edad aproximadamente. Su fruto es un aquenio lenticular, trilobulado, con el lóbulo central más desarrollado que los laterales y se agrupan formando infrutescencias. Se observan sus frutos maduros a finales de verano y principios de invierno.

 

Distribución

Europa central y suroeste de Asia, llegando hasta el este de los Pirineos de forma puntual. 

Se cultiva como ornamental en parques y jardines.

 

Ecología

Forma bosques caducifolios mixtos siempre alejados de las zonas de costa, no admite las zonas mediterráneas secas para su desarrollo  y se acomoda prácticamente en cualquier tipo de suelo aunque aquellos poco compactos  húmedos y con abundante materia orgánica son los idóneos para su desarrollo.

 

Comentarios adicionales

Con el agua destilada de sus hojas se puede hacer colirio. Posee propiedades astringentes por su contenido en taninos.

Es muy empleado en el mundo ornamental, principalmente porque solo pierde las hojas al salir las nuevas lo que lo hace muy útil para setos y pantallas. Al someter la madera del carpe a un  proceso en el que esta es tratada con calor se consigue una madera más ligera, resistente y de color más oscuro, haciéndola  apropiada para el uso decorativo. La madera, blanca, densa, se ha usado para la fabricación de pasta de papel, piezas de pianos, parquets, tacos de billar, etc. 

 

Bibliografía

1, 2, 3233, 30

 

Autor

 Ana Gongora, alumna de 2º curso del grado en Farmacia

 

Farmacognosia

Introducción

Planta poco empleada como medicinal, no incluida en farmacopea y empelada a nivel familiar.

 

Parte empleada

Se usan sobre todo las hojas y la corteza. Se recolecta en agosto. 

 

Composición química

Los principios activos son los taninos, sales y resinas. Destaca el betulinol, un alcohol terpenico que confiere a la planta ciertas propiedades diuréticas. El betulinol es uno de los triterpenos más abundantes, constituyendo hasta el 24% de la corteza externa del abedul blanco (Betula alba) y casi el 35% de la corteza externa y aproximadamente el 5% de la corteza interior del Abedul de plata siberiano (Betula platyphylla). 

 

Actividad

Empleado comúnmente como: estíptico, astringente, vulnerario, pectoral, expectorante y antitusivo. El agua destilada, preparada a partir de las hojas, se usa como colirio. Posee propiedades astringentes por su contenido en taninos.

Se está llevando a estudio su aplicación en el tratamiento contra el V.I.H (SIDA), inhibe la replicación del virus en mas del 90% sin rastro en la viabilidad celular.

 

Bibliografía

149, 150.

 

Autores

Ana Gongora, Javier Ruiz y  Pedro Larrea, alumnos de 2º curso del grado en Farmacia

  

Localización

Localización en el mapa

Localización de la planta

Número de cartel: 009