Durillo

Viburnum tinus L. ; Familia Caprifoliaceae

Laurestine

Botánica

Introducción

Sinónimos

Viburnum tinus var. barcinonensis Sennen

Viburnum tinus var. hispanicum Sennen & Elías

Viburnum tinus var. jimenezii Sennen & Mauricio in Sennen

Viburnum tinus var. mariana C. Vicioso

Viburnum tinus subsp. mauritii Sennen

Viburnum tinus var. mauritii Sennen

Viburnum tinus f. trifoliatum Font Quer

Nombres vernáculos

Español: durillo, tino, duraznillo, barbadija, barbaíja, guiyombo, cornejo macho.

Inglés: laurustinus.

 

Posición sistemática

Reino: Plantae; División: Magnoliophyta; Clase: Magnoliopsida; Subclase: Asteridae; Orden: Dipsacales; Familia: Caprifoliaceae.

 

Descripción

Arbusto de no más de 2 o 3m de altura, verde todo el año, con las ramitas jóvenes cubiertas de una pilosidad muy fina, rubia o rojiza. Las hojas son opuestas, enteras, coriáceas, de contorno ovado, de color verde intenso en el haz, más pálidas en el envés. Las flores forman ramilletes aparasolados y tienen la corola de una sola pieza, blanca o sonrosada, con cinco lóbulos y cinco estambres. Los frutos son ovoides, de 5 a 6 mm, de color azulado oscuro, casi metálico, muy poco carnosos, de un solo hueso, y con una coronita de cinco dientes en su extremo superior, la cual corresponde al cáliz; tienen sabor acerbo, ligeramente aromático.

 

Distribución

Región mediterránea. Áreas mediterráneas de la Península, especialmente abundante en su mitad meridional y en el este de España, esporádica en el norte y Baleares, se enrarece cuando nos alejamos de las costas.

 

Ecología

Formaciones forestales y preforestales de encinares, alcornocales y quejigares, con preferencia por los barrancos húmedos y abrigados, indiferente edáfica.

 

Comentarios adicionales

El epíteto específico, tinus, significa “laurel silvestre”, y fue aplicado a esta planta por Plinio, y posteriormente por Clusio, debido al parecido de su hoja con la del laurel. El durillo se cultiva frecuentemente como ornamental, ya que exige muy pocos cuidados, sus flores y frutos son muy duraderos y su follaje siempre verde es muy decorativo. Se reproduce muy fácilmente por semilla, estaquilla, acodo o brotes de raíz. Hay numerosas razas de cultivo. Los frutos se han empleado a veces como purgante y para combatir la hidropesía, pero no son aconsejables, ya que producen inflamación de la boca y además son de efectos poco seguros. Las hojas son muy amargas y se han empleado como febrífugo. Está protegida por la ley en Baleares.

 

Bibliografía

7, 1, 4, 9, 39

 

Autor

Amparo Picó Alcocer, alumna de 2º del grado en Farmacia

 

Farmacognosia

Introducción

Arbusto perenne de la familia de las caprifoliáceas de hasta 7m de altura. Hojas opuestas, enteras, ovadas, duras, sésiles, glabras por el haz, ligeramente pilosas por el envés. Flores reunidas en corimbos de hasta 9 cm de diámetro. Fruto en baya, negro azulado con una sola semilla en su interior. En bosques, lugares umbríos y ampliamente cultivada como ornamental. Florece de marzo a junio.

 

Parte empleada

La parte empleada es el fruto, los principales principios activos del Viburnum tinus son la viburnina y taninos.

 

Composición química

La composición química de los diversos órganos del durillo a penas es conocida. Se dice que las hojas contienen un glucósido parecido al de los mismos órganos del Viburnum lantana. En las hojas de esta especie el químico Antonio Casares ha descubierto, aislado y estudiado un principio inmediato al que denomina viburnino. La viburnina ya había sido encontrada por Kramer en el Viburnum opulus. Las hojas y la corteza son muy ricas en taninos.

 

Actividad

Se trata de una planta relativamente poco estudiada en cuanto a su actividad farmacológica, principios activos y, por tanto, indicaciones terapéuticas.

 

Indicaciones terapéuticas

Los frutos se han utilizado para combatir la hidropesía, y son purgantes. También se han utilizado como diuréticos. Las hojas, muy amargas, se utilizan en infusión contra fiebres.

Samuel Dale coloca esta planta entre las oficinales, pero es de muy raro uso y sus bayas son un purgante activo y poco seguro, además inflaman la boca.

 

Contraindicaciones

Debido a su toxicidad se aconseja no tomar preparados caseros realizados con durillo. Se han dado casos de intoxicaciones al utilizar bayas con fines medicinales. Su sabor desagradable hace que normalmente se expulse si se ingiere. El uso de sus hojas y de la corteza puede provocar molestias en el estómago.

 

Efectos secundarios

Al tomarlo se pueden sufrir dolores de vientre, diarrea, hemorragias urinarias, o inflamación de las mucosas digestivas.

 

Bibliografía

46, 7

 

Autores

Teresa Solís y Alfonso Santos, alumnos de 2º curso del grado en Farmacia

 

Localización

Localización en el mapa

Localización de la planta

Número de cartel: 056