Retama

Retama sphaerocarpa (L.) Boiss. ; Familia Fabaceae

Botánica

Introducción

Sinónimos

Ø Spartium sphaerocarpum L. 1771.

Ø Boelia sphaerocarpa (L.) 1853.

Ø Genista sphaerocarpos (L.) 1788.

Ø Lygos sphaerocarpa (L.) 1968.

Ø Boelia sphaerocarpa var. mesogaea WEBB 1853.

Ø Retama atlantica POMEL 1874.

Ø Retama sphaerocarpa var. mesogaea (WEBB) WILLK 1877.

Nombres vernáculos

Retama, retama común, retama de bolas, retama amarilla, retama blanca, retama borde, retama de monte, retamón, xinestra, chinestra, jinestra, jinestrón.

La etimología del nombre de la retama (Retama sphaerocarpa) posee dos orígenes cercanos geográficamente más lejanos en el tiempo: La palabra “retama” proviene del término árabe “ratam”, que era el nombre utilizado en al-Andalus para referirse a cualquier leguminosa arbustiva inermes. Así, se incluyen bajo este nombre de retama junto a un adjetivo especificativo a plantas de los géneros Cytisus L., Genista L., Retama L., y Spartium L. La palabra que identifica a la especie, “sphaerocarpa”, es una palabra de origen griego: shaira significa “esfera”, y karpos se traduce como “fruto”: así, deduciremos que el fruto de la retama amarilla tiene forma ovalada, o incluso forma de globo.

 

Posición sistemática

Reino: Plantae; División: Magnoliophyta; Clase: Magnoliopsida; Subclase: Rosidae; Orden: Fabales; Familia: Fabaceae; Subfamilia: Faboideae; Tribu: Genisteae.

 

Descripción

La retama se caracteriza por ser arbustos caducifolios inermes, con numerosas ramas ascendentes desde su base, que alcanzan entre los 2 y 3 metros de altura. Con ramas alternas, opuestas o subopuestas, que tienen un indumento más o menos persistente, simple, formado por pelos largos, rectos y patentes, o bien por pelos cortos, aplicados y sedosos. Sus hojas, pequeñas (de aproximadamente 1 cm de longitud), son de color verde, alternas, opuestas o subopuestas y poco persistentes, y pueden presentar, o no, estípulas diferenciadas sentadas, subsentadas o pecioladas, trifoliadas y generalmente persistentes. Los tallos pueden ser muy desarrollados, recorridos por tres costillas (dos laterales que recorren las estípulas y una central que recorre el resto de la hoja), o poco desarrollados, siendo recorridos solo por dos costillas laterales. Las inflorescencias se presentan en racimos terminales (en tallos de primavera) o axilares (en braquiblastos del año anterior), y están formadas por flores pediceladas, sin nectarios ni brácteas, más poseen tres bractéolas próximas al cáliz. El cáliz es campanulado, bilabiado, seríceo o con pelos largos y rectos, con un tubo hasta dos veces más corto que el labio superior, el cual puede ser desde bipartido a bífido, siendo igual o más corto que el labio inferior, el cual puede ir desde trífido a tridentado, con lóbulos lanceolados y simétricos. La corola de la retama amarilla es pequeña, caduca, marcescente y amarilla (de ahí su nombre vernáculo), con pétalos unguiculados que se encuentran unidos al tálamo floral o a la base del tubo de los estambres. El estandarte es casi de la longitud de las alas y la quilla, pudiendo llegar a ser un poco más largo, además de orbucular u ovalado (raramente elíptico), con el ápice redondeado, entero, o escotado, y la base de la lámina se encuentra atenuada o redondeada, con el dorso glabro o peloso. Las alas son oblongas y glabras, mientras que la quilla es oblonga, con el ápice redondeado o falcado, y con una giba en la base de la lámina, ya sea glabra o serícea. El androceo es monoadelfo, es decir, con los filamentos del estambre soldados en un tubo cerrado, el cual es oblicuo, membranáceo y glabro, con anteras basifijas o dorsifijas alternas. El ovario se encuentra sentado o más o menos estipitado, siendo glabro, ciliado solo en los márgenes o seríceo, de estilo cilíndrico, geniculado, o arqueado en el tercio superior, teniendo el estigma capitado. Así, el fruto será sentado, o más o menos estipitado, de sección estrechamente elíptica, con entre una y ocho semillas de hasta 4 mm, ovoideas o discoideas, de coloración verdosa o negruzca, sin manchas. Además, el fruto de la retama amarilla puede ser glabro o peloso.

 

Distribución

Oriunda del Noroeste del continente africano y de la Península Ibérica, con una presencia importante en las Islas Canarias y en el Oeste de la Región Mediterránea, aunque presente en prácticamente toda la Península Ibérica.

 

Ecología

Adaptada a climas secos, tolera los fríos invernales y los calores estivales, generalmente crece en matorrales seriales producidos por la degradación de encinares y pinares.

 

Comentarios adicionales

En medicina, aunque a nivel popular y desde la antigüedad se ha utilizado para la cura de numerosas enfermedades, únicamente se ha demostrado con certeza su utilidad como diurético. Como uso tradicional, se ha utilizado para calentar los hornos de las tahonas, y hacer varas o escobas debido a la forma de sus tallos.

 

Bibliografía

86, 87, 1, 88

 

Autor

Jaime Sánchez Cea, alumno de 2º del grado en Farmacia

 

Localización

Localización en el campus

Localización de la planta

Número de cartel: 045