Alcornoque

Quercus suber L. ; Familia Fagaceae

Cork oak

Botánica

Introducción

Sinónimos

Quercus occidentalis

Quercus suber subsp. occidentalis

Quercus suber var. brevisquama

Quercus suber var. latifolia

Quercus suber var. macrocarpa

Quercus suber var. occidentalis

Quercus suber var. subcrinita

Quercus suber var. vulgaris

Quercus suberosa

Nombres vernáculos

Castellano: alcornoque, chaparro.

La etimología del nombre científico proviene de: Quercus, nombre latino de la encina, roble; Suber, nombre antiguo latino del alcornoque.

 

Posición sistemática

Reino: Plantae; División: Magnoliophyta; Clase: Magnoliopsida; Subclase: Hamamelidae; Orden: Fagales; Familia: Fagaceae.

 

Descripción

Árbol robusto, puede alcanzar los 20m de altura, muy característico por su corteza gruesa y con grandes fisuras de la que se obtiene el corcho. Las hojas son coriáceas, ovadas, simples y alternas, con figura cóncava. Miden 2,5-10cm de longitud y 1-6,5 de anchura. Por el haz son verdes brillantes y por el reverso son blanquecinas debido a un vello que las recubre. Flores. El fruto es la bellota, de 2-4,5cm de longitud, recubiertas en la parte inferior por una cubierta en forma de cúpula formada por escamas laxas y alargadas. Tiene una maduración anual.

 

Distribución

Su distribución general es Mediterránea occidental. Presente principalmente en Andalucía, Extremadura, Cataluña, Valencia e Islas Baleares. También en Portugal y Marruecos.

 

Ecología

Es uno de los componentes del bosque mediterráneo y demanda climas de inviernos más suaves y húmedos. Una de las razones es que la bellota del alcornoque se produce en los meses de septiembre hasta enero, cuando las heladas son mucho más frecuentes.

 

Comentarios adicionales

Tiene una madera es pesada, dura, tenaz, muy útil para tonelería y construcción naval. Tiene un aprovechamiento industrial muy importante: la producción de corcho. Sus bellotas son buen alimento para el ganado. Por este motivo forma extensas dehesas ganaderas que aprovechan los frutos para procurar una buena calidad de la carne de porcino, alimentada principalmente con sus bellotas. Es un árbol de gran valor ornamental.

 

Bibliografía

4, 1, 2

 

Autor

Marta Bejarano Cabrera, alumna de 2º del grado en Farmacia

 

Farmacognosia

Introducción

De la mayoría de los Quercus se utiliza la corteza como "casca" para curtir pieles, ya que forman taninos con los prótidos de la piel, que son imputrescibles (suela, cuero). En la península ibérica, la madera de Quercus ilex y la de Quercus pirenaica se han utilizado mucho para producir carbón vegetal. El Quercus macrocarpa también ha sido usado por los indios americanos para tratar problemas de corazón, etc.

Como planta medicinal está presente en la Real Farmacopea Española, la cual indica que la corteza deberá contener como mínimo 3,0% de taninos expresados, como pirogalol, calculado a partir de droga desecada.

 

Parte empleada

La parte empleada está constituida fundamentalmente por la corteza de ramas jóvenes.

 

Composición química

Importar

 

Actividad

Debido a la presencia de taninos, la corteza posee acción astringente y antiinflamatoria. Cabe destacar que sus extractos, además de ser astringentes, han demostrado actividad antiviral. Antidiarreico: debido al efecto astringente de los taninos, ejerce un efecto antidiarreico. Astringente dermatológico: los taninos se unen a las proteínas y las precipitan, ejerciendo un efecto astringente de la piel y formando una capa protectora.

 

Indicaciones terapéuticas

Las propiedades medicinales se deben a los taninos, por lo que tienen función cicatrizante y hemostática. Son vasoconstrictoras, con lo que favorecen la curación de las heridas. Se usa en cosmética para la eliminación de grasa.

Vía interna: en el tratamiento de afecciones digestivas, como inflamaciones intestinales, indigestiones, y diarreas (infusiones).

Vía externa: Son astringentes, por lo que sirven para detener sangrados y prevención de infección de las heridas, por la función antibacteriana de los taninos.

Se ha usado para eccemas (compresa húmeda), anginas (infusión), faringitis (infusión), hemorroides (infusión y baños de asiento), sangrados por la nariz (aspiración de corteza triturada),metritis (infusión), sabañones (infusión).

 

Contraindicaciones

Por los taninos: Gastritis, úlcera. No tomar con suplementos de pectina, hierro o alcaloides.

 

Efectos secundarios

Los taninos pueden irritar el aparato digestivo y provocar vómitos y úlceras, por lo que hay que tener un control médico.

 

Comentarios adicionales

Muy extendido antropomórficamente por la explotación de su corteza de la que se obtiene el corcho. También se usa para curtir cuero. La madera se ha utilizado tradicionalmente para hacer carbón vegetal. Sus frutos, las bellotas, son amargas y por lo tanto no son comúnmente utilizadas como comestibles para cebar animales.

 

Bibliografía

10, 17, 13, 11

 

Autores

Paula Del Busto, Marta Bejarano y Ana Fernández, alumnas de 2º curso del grado en Farmacia

 

Alergología

Las fagáceas son árboles y arbustos, y su polinización (floración) es generalmente en invierno.

 

En España se pueden encontrar formando bosques enteros, sobre todo en zonas templadas del Norte. Está especie posee una gran importancia económica en el país para la obtención de corcho, madera, castañas, nueces, bellotas,…

 

Haya (F.sylvatica L.): Florece en abril, mayo y junio.
Castaño (Castanea sativa): Florece a finales de abril y se prolonga hasta septiembre.
Encina (Quercus ilex): Florece en marzo, abril, mayo e incluso junio.
Roble (Quercus pirenaica): Florece en abril, mayo y junio.

 

 

 

Alérgenos

 

Las sustancias extrañas que provocan alergia en nuestro organismo se conocen como alérgenos. Los alérgenos más activos del polen de las Fagáceas son:

 

Que a 1: alérgeno del roble y que guarda parecido a los alérgenos de la familia betuláceas
Cas s 1: alérgeno del castaño, que posee parecido con el alérgeno del abedul

 

Síntomas

 

Los síntomas de una alergia al polen de las Fagáceas se manifiesta en:

 

- Irritación de la nariz
- Picores
- Estornudos
- Nariz congestionada
- Rinorrea (secreción acuosa nasal o moqueo)
- Lagrimeo
- Enrojecimiento de ojos
- Picores
- Sensación de arenilla en el ojo
- Tos
- Sensación de ahogo (disnea)
- Dolor torácico
- Opresión torácica
- Sibilancias (pitos en el pecho)
- Asma

 

 

 

Diagnóstico

 

Para obtener el diagnóstico clínico de la persona es necesario realizar varias pruebas alérgicas bajo observación del médico especialista.

 



 

• Pruebas en la piel (prick).
En el antebrazo de la persona a diagnosticar, se dibujan varios signos que determinan el alérgeno que se va a exponer en esa zona de la piel. Se coloca una gota con una concentración mínima del alérgeno en su sitio correspondiente de la piel, y con una pequeña aguja se pincha para que la sustancia alérgica entre en contacto con el organismo. Se esperan unos 20 minutos y se observa la reacción de la piel ante el alérgeno.

 

• Análisis de sangre (IgE).
Se extrae sangre del paciente expuesto al alérgeno a estudiar. Se contabiliza la cantidad de anticuerpos IgE que existen en sangre. Si el paciente es alérgico a esa sustancia, la cantidad de IgE se vería aumentada más de lo normal.

 

 

 

Tratamientos

 

El tratamiento más importante es evitar siempre el alérgeno que resulte dañino para la salud, pero tratándose de una alergia al polen es difícil llevarlo a cabo.

 

Podemos evitar exponernos a las plantas que nos ocasionen alergia durante los meses de floración o polinización. Pero el aire que respiramos, posiblemente, llevará en suspensión el polen alérgenico.
Para paliar los síntomas de las reacciones alérgicas los medicamentos más comunes que nos prescribirá el médico son:

 

Antihistamínicos: fármacos que bloquean a las histaminas que genera nuestro sistema inmunológico ante la presencia de una sustancia extraña. Estas histaminas son las causantes de las diversas reacciones alérgicas que padecemos. Entre los efectos secundarios que tienen, los más destacables son el aumento de apetito y la somnolencia.

 

Corticoides: potentes antiinflamatorios que se usan para disminuir la sintomatología de la rinitis alérgica y el asma. Se encuentran disponibles en spray, comprimidos y en cremas. Deben usarse siempre bajo control médico, pues sus efectos secundarios pueden llegar a ser graves si no se usa la cantidad correcta de fármaco.

 

Vacunas alérgicas: vacunas para prevenir los síntomas de las reacciones alérgicas al paciente.

Autores:

María Marquez, estudiante de 1º de Odontología

BIBLIOGRAFÍA

 

Kelso JM. Pollen-food allergy syndrome. Clin Exp Allergy 2000;30: 905–907.

 

 

 

Breiteneder H, Ebner C. Molecular and biochemical classification of plant derived food allergens. J Allergy Clin Immunol 2000;106:27–36.

Pastorello EA, Pravettoni V, Farioli L, Rivolta F, Conti A, Ispano M et al. Hypersensitivity to mugwort (Artemisia vulgaris) in patients with peach allergy is due to a common lipid transfer protein allergen and is often without clinical expression. J Allergy Clin Immunol

 

2002;110:310–317.

 

Mothes N, Horak F, Valenta R. Transition from a botanical to a molecular classification in tree pollen allergy: implications for diagnosis and therapy. Int Arch Allergy Immunol 2004;135:357–373.

 

http://alergia.leti.com/calendarios-pol%C3%ADnicos_10525.pdf

 

http://www.e-alergia-ca.com/polinosis/pdf-zip/4_3_cupresaceas.pdf

Localización

Localización en el campus

Localización de la planta

Número de cartel: 044