Pino piñonero

Pinus pinea L. ; Familia Pinaceae

Stone Pine

Botánica

Introducción

Sinónimos

No hay.

Nombres vernáculos

Español: pino piñonero, pino real, pino albar, pino doncel, pino manso, pino blanquillo, pino bueno, pino de comer, pino de la sierra, pino de la tierra, pino de madera, pino de piñones, pino de piñón gordo, pino parasol, pino piñero, pino romano, pino rubial, pino uñal, pino vero.

Inglés: diggerpine y bullpine, referente a su carácter robusto y a los ganchos que llevan las escamas de la piña parecidas a una uña o cuerno.

Su nombre Pinea procede del latín, ya que significa piña, de ahí que sea utilizado para designar dicha planta por su característica de producción de piñones comestibles.

 

Posición sistemática

Reino: Plantae; División: Spermatophyta; Clase: Coniferopsida; Orden: Coniferales; Familia: Pinaceae; Género: Pinus; Subgénero: Pinus; Especie: P. Pinea.

 

Descripción

Árbol robusto que puede llegar a alcanzar los 30 m de altura. Su copa es redondeada con forma de parasol y su tronco, derecho y cilíndrico, consta de una corteza gruesa de color grisáceo con muchas grietas. Entre dichas grietas se deja ver parte de su corteza interna de otro color, pardo-rojizo. Sus hojas miden de 10 a 20 cm de largo y tienen un grosor de 1 a 2mm. Son aciculares y de un color verde claro, punzantes y rígidas. Se agrupan de dos en dos por una vaina membranosa saliendo de una ramilla anual denominada braquiblasto. Sus inflorescencias masculinas se ubican en conos, que son alargados de hasta 15 mm de longitud y se agrupan en la parte final de las ramas. Su color es marrón amarillento y constan de escamas polínicas de forma redondeada y dentadas en el borde. Tienen piñas individuales o en grupos de 2 a 3, y de gran tamaño (8-14 x 7-10 cm). Éstas tienen forma ovada y color pardo. Sus escamas son ensanchadas hacia el ápice y su escudete es ancho y con forma de rombo color grisáceo. Cada escama lleva dos semillas, los piñones, de 15 o 20 mm, recubiertos de una cubierta dura. De marzo a mayo se produce su floración y al tercer año maduran las piñas y se diseminan los piñones en la siguiente primavera.

 

Distribución

Es común en la región mediterránea, característicamente en el sur de Europa y oeste de Asia. Se cree que es autóctona del Mediterráneo oriental, es decir, Asia Menor, pero otros estudios afirman que es procedente del sur y este de la Península Ibérica. En España se consta de 284.311 hectáreas extendidas por centro, este, sur e Islas Baleares; en  cambio, casi no existen ejemplares en el norte y noroeste. En Islas Baleares se cultiva en Mallorca y Menorca mientras que en Ibiza y Formentera se encuentra de forma autóctona. En Portugal es muy frecuente.

 

Ecología

Se suele criar en sueles frescos y profundos, normalmente arenosos y sueltos, inclusive en dunas y arenales marítimos. Prefiere terrenos silíceos pero también se da en calizos. Se encuentra desde el nivel del mar hasta unos 1000 m de altitud. Su crecimiento necesita luz abundante y un clima sin heladas fuertes o continuadas.

 

Comentarios adicionales

Como se ha comentado, esta planta produce piñones comestibles que se utilizan de forma tradicional. Su sabor es muy conocido puesto que se utiliza mucho en confitería, salsas y guisos, y en la fabricación de diferentes embutidos como las morcillas. En ciertas fuentes bibliográficas se han considerado afrodisiacos. El pino también es conocido por su uso en medicina popular, empleándose sus brotes foliares tiernos en diferentes bálsamos para curar la tos y enfermedades del pecho. También se ha usado contra el escorbuto. Su madera es resinosa y difícil de trabajar, pero se ha empleado en construcción, carpintería y también en construcción de pequeños barcos por su resistencia a la humedad.

 

Bibliografía

1, 5, 39, 2

 

Autor

Beatriz Parada Tañá, alumna de 2º del grado en Farmacia

 

 

 

Alergología

El abeto y las diferentes especies de pinos empiezan su polinización desde marzo a julio. Aunque existen otras especies que empiezan desde principios de marzo y terminan a finales de mayo.

 

Los expertos afirman que el polen de las Pinaceae posee una baja capacidad alergénica, aunque exista una gran producción de polen. Y por tanto, no suele ser peligroso para las personas con otras alergias por si pudiese existir reactividad cruzada (reacciones alérgicas a otras sustancias parecidas).

 

La cantidad de lluvia durante los meses de otoño e invierno condicionan si existirá mayor o menor floración en los meses primaverales, y de ahí, la cantidad de concentración de polen en suspensión que habrá en el aire.

 

 

 

Alérgenos

 

Como ésta familia posee muy poca alergenicidad no se ha estudiado con profundidad cuales alérgenos son los mayores causantes de la patología. Lo único que se puede sacar en claro es que la especie Pinus radiata es la que, posiblemente, sea la causante de más reacciones alérgicas entre las demás.

 

Síntomas

 

Las reacciones alérgicas causadas por el alérgeno del polen de las Pinaceaes se manifiestan en las vías respiratorias, y los principales síntomas que se presentan son:

 

• Sinusitis
• Congestión nasal
• Mucosidad
• Inflamación de las vías respiratorias
• Picor nariz
• Ojos llorosos
• Lagrimeo
• Conjuntivitis alérgica
• Asma alérgico
• Picor garganta
• Rinitis alérgica
• Irritación ojos y nariz
• Enrojecimiento

 

 

 

Diagnóstico

 

Las personas con alergia al polen deberán acudir a un alergólo para que les realice varias pruebas y así diagnosticar correctamente el tipo de alergia de la que se trata.

 



 

• Pruebas cutáneas
La prueba consiste en un examen de la piel del paciente sometida bajo la influencia de la sustancia alergénica. Se coloca una pequeña gota con la concentración de varios alérgenos en el antebrazo de la persona, luego se aplica una punción en cada gota para que ésta penetre dentro del organismo y se espera unos 20 minutos a la supuesta reacción.
Pasado ese tiempo, se observa la zona para ver si existe urticaria, inflamación o eczemas. Si fuera así la prueba habría dado positivo.

 

• Pruebas de análisis de sangre
Una vez realizada la prueba cutánea muchos pacientes necesitan de otra prueba alérgica para su diagnostico definitivo. Esta prueba consiste en el recuento de un anticuerpo llamado inmunoglobina IgE en la sangre, si los datos que se obtienen salen fuera de lo normal podemos decir que existe alergia a esa sustancia.

 

 

 

Tratamientos

 

Para tratar una alergia al polen es recomendable seguir varios tratamientos, entre ellos:

 

Evitar el alérgeno
Se debe evitar la sustancia que nos hace daño en el organismo. Pero si se trata del polen como alérgeno resultará complicado no ponerse en contacto con ella. El polen se encuentra suspendido en el aire que solemos respirar y para evitarlo completamente, tendremos que trasladarnos a un lugar donde no exista.

 

Medicación
Para contrarrestar los síntomas de las alergias al polen de las Pinaceae se utilizan diversos fármacos destinados a ello. Estos medicamentos son:

 

Antihistamínicos: estos medicamentos disminuyen los efectos de la histamina en el organismo. Ésta sustancia química es liberada por nuestro sistema inmunológico para combatir con el alérgeno que ha entrado en contacto en el cuerpo y que es la causante de los síntomas alérgicos.

 

Corticoides: medicamentos antiinflamatorios muy eficaces y potentes, pero con graves efectos colaterales si se usan muy continuado.

 

Cromoglicato sódico: medicamento que se utiliza para controlar los síntomas alérgicos y que inhibe la liberación de histamina.

 

Inmunoterapia: el uso de las vacunas alérgicas se está prescribiendo cada vez más, por ser un tratamiento muy eficaz para la prevención de la sintomatología alérgica

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Kelso JM. Pollen-food allergy syndrome. Clin Exp Allergy 2000;30: 905–907.

 

 

 

Breiteneder H, Ebner C. Molecular and biochemical classification of plant derived food allergens. J Allergy Clin Immunol 2000;106:27–36.

 

 

 

Pastorello EA, Pravettoni V, Farioli L, Rivolta F, Conti A, Ispano M et al. Hypersensitivity to mugwort (Artemisia vulgaris) in patients with peach allergy is due to a common lipid transfer protein allergen and is often without clinical expression. J Allergy Clin Immunol

 

2002;110:310–317.

 

Mothes N, Horak F, Valenta R. Transition from a botanical to a molecular classification in tree pollen allergy: implications for diagnosis and therapy. Int Arch Allergy Immunol 2004;135:357–373.

 

http://alergia.leti.com/calendarios-pol%C3%ADnicos_10525.pdf

 

http://www.e-alergia-ca.com/polinosis/pdf-zip/4_3_cupresaceas.pdf

Autor

Martín Gutierrez, estudiante de 1º de Odontología 

Localización

Localización en el campus

Localización de la planta

Número de cartel: 038